Adentrarse en la magia de Versalles desde CaixaForum Barcelona

20151201_194519

Un viaje a través de la geografía y del tiempo. Una manera diferente de entender parte de la historia de la Francia del siglo XVII. Un intento de acercarse a la creación de Charles Le Brun, uno de esos pintores que ha sido alabado y despreciado a partes iguales. Y, sobre todo, un recorrido único por los orígenes de un Versalles que empezaba a dibujar su protagonismo en la historia. Todo eso y más es lo que ofrece la nueva exposición de CaixaForum, ‘Dibujar Versalles. Charles Le Brun (1619-1690)’, que se podrá visitar en Barcelona hasta el 14 de febrero de 2016.

Así, ‘Dibujar Versalles’ invita al visitante a adentrarse en la ideación de la decoración del palacio a partir de los bocetos y dibujos preparatorios que realizó Charles le Brun, centrándose, sobre todo, en la Galería de los Espejos y en la desaparecida Escalera de los Embajadores.

Una exposición poco convencional, ya que muy raras veces se han conservado todos esos materiales preparatorios que, al considerarse utilitarios, no se cuidaban durante su traspaso a paredes o telas o simplemente se tiraban después de ser usados. El caso de Le Brun fue una excepción y el Museo del Louvre conserva 350 de un fondo de 3.000 dibujos que fueron requisados del estudio del artista cuando murió en 1.690 y guardados junto a las colecciones reales.

Los cartones y dibujos a escala 1:1 que se pueden observar en CaixaForum Barcelona muestran el virtuosismo de Le Brun y su talento para la construcción de escenas: personajes, figuras alegóricas, trofeos y animales que se conciben como grandes rompecabezas simbólicos.

gracias-a-los-cartones-de-la-galeria-de-los-espejos-podemos-seguir-el-proceso-de-trabajo-del-artista-paso-a-paso-desde-los

La muestra está dividida en dos grandes ámbitos que se corresponden con las decoraciones de los principales espacios concebidos por Le Brun, divididos por un tercer apartado en el que se detalla la función y las técnicas de transferencia empleadas.

Galería de los Espejos

Gracias a los cartones de la Galería de los Espejos, se puede seguir el proceso de trabajo del artista paso a paso, desde los primeros apuntes, en formatos pequeños y con la fuerza del trazo en movimiento, hasta los dibujos finales, del mismo tamaño que las pinturas. También se pueden contemplar las copias en grabado del conjunto de la obra, que se realizaron con la intención de darla a conocer más allá de las fronteras de Francia para contribuir a la fama del monarca.

En la pintura europea, la tradición dictaba que la figura del rey se viera encarnada en una figura mitológica: Apolo, Hércules. Sin embargo, Le Brun presenta al rey a la cabeza de sus tropas, con una coraza antigua y una peluca moderna, actuando con los dioses y las alegorías.

El techo de la galería narra la epopeya de Luis XIV desde la decisión del rey de gobernar por sí mismo, en 1661, hasta el final de la guerra de Holanda. Uno de los episodios más famosos de esta guerra, el Paso del Rin (1672), se muestra a través de los cartones tal y como se encontraron en el estudio de Le Brun.

20151201_195354

La Escalera de los Embajadores

Los dibujos de Le Brun brindan, además, la oportunidad de contemplar la decoración ya desaparecida de la Escalera de los Embajadores, con figuras a escala natural y con la gravedad y el dramatismo del dibujo realizado a lápiz negro.

Era el primer espacio de representación del poder del rey en Versalles: la escalera que conducía a los Grandes Aposentos del rey. Fue concebida alrededor de 1671 y decorada entre 1674 y 1679, desapareciendo en 1752, bajo el reinado de Luis XV.

Le Brun sacó un partido extraordinario de un lugar estrecho que solo recibía luz cenital. Dilató el espacio recurriendo a la ilusión óptica, y mezcló ficción y realidad para crear un ambiente alegórico que representaba el regreso de Luis XV tras una de sus victorias militares. Alrededor del rey, dispuso las naciones de los cuatro continentes, los dioses de la Antigüedad, victorias, amorcillos y artes: una representación monumental en honor y gloria del monarca absoluto.

Además de los trabajos de estas dos salas, se incluyen una veintena de bocetos y dibujos preparatorios y una serie de grabados sobre las dos estancias y el óleo ‘El rey gobierna por sí mismo’, única obra que no procede del Museo del Louvre y que ha sido cedida expresamente por el Musée National du Château de Versailles et de Trianon.

La fragilidad de las obras hace que no puedan ser expuestas más de tres meses, de modo que, al clausurar la exposición en Barcelona el próximo 14 de febrero, regresarán a los almacenes del Museo del Louvre, donde deberán permanecer ocultas a la luz durante un periodo mínimo de tres años. Así que aprovechar y ¡no dejéis escapar la oportunidad!

petitlebrun

Pero eso no es todo. CaixaForum quiere encontrar al futuro gran Le Brun. por ello organiza un concurso de dibujo abierto a niños y niñas de hasta 12 años. ¿Tienes un artista en casa? ¡Participa y consigue que su obra se inmortalice en un fotolienzo para colgar en casa!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s