Fascinación por los edificios abandonados

Siempre he sentido debilidad por los edificios abandonados. Fachadas, paredes, habitaciones, materiales y muebles abandonados llenos de recuerdos de otros tiempos y otra gente, de historias vividas y momentos compartidos.

Aunque no sabría ni por donde empezar, uno de esos sueños utópicos míos es el de comprar una de esas propiedades y volver a darle vida. Y la decadente Perpignan da para imaginar mucho en ese sentido.

Pensando en ello y paseando por zonas no muy alejadas del mismo centro, te encuentras con el que sería el edificio perfecto para, si tuviera el dinero para comprarlo y la más mínima idea de como convertirlo en un negocio rentable, hacer realidad el sueño: el Hotel du Midi.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo sé, apunta maneras de haber compartido ciertas tendencias hippies. ¿Pero no sería interesante hacer un hotel temático rollo años 60?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s