Tecnología con sabor a café

Los Cafés, a pesar del paso del tiempo y los cambios sociales, son lugares que continúan funcionando como refugio para la gran mayoría de las personas y testigos de millones de aquellas conversaciones de arreglar el mundo. Nada ha conseguido todavía substituir ese concepto de café-charla que incluso ha salido de las cafeterías para poner nombre a tertulias televisivas, conversaciones convertidas en entrevistas en medios de comunicación off y online y chats o foros de debate abiertos al público en general.

Noviembre debe ser un mes especialmente sensible a esos cafés-refugio o cafés-charlas. Quizás sea por el frío o quizás porque se están (y nos están) preparando para los próximos festivos, en los que se supone que la gente tiene bastante más tiempo libre. No, ésta no es una reflexión casual, sino provocada al ver la cantidad de Cafés temáticos o con servicios especiales que se están abriendo las últimas semanas. Y es que las grandes novedades tecnológicas y las marcas referentes en ese sector están apostando por volver a las calles y ofrecer sus servicios desde los bares.

El primero de esos locales que llama mi atención está orientado a los fabbers o forofos de la incipiente fabricación digital. En el FabCafé Barcelona, el primero de estas características en Europa, los clientes podrán tomar algo mientras que “imprimen” en tres dimensiones su último diseño –prototipos, decoración efímera, juguetes…-. Aunque el tema de los Fab Labs o Laboratorios de Fabricación, impulsados por el Massachussets Institute of Technology (MIT) daría para otro artículo, parece que no es casual que ese primer FabCafé europeo se abra en Barcelona.

La ciudad se ha posicionado rápidamente en este campo, con el Fab Lab Barcelona del Poblenou, centro dedicado a la innovación tecnológica en el diseño y la arquitectura, como pionero y con un proyecto municipal de abrir hasta 12 Ateneus de Fabricació Municipal, uno por cada distrito que tiene la ciudad. De momento, solo se ha abierto uno en Les Corts, pero la pasión fabber no se detiene y la iniciativa privada aparece, una vez más, allí donde la pública no llega.

Por otro lado, adelantándose a lo que podría haber hecho Apple en cualquiera de sus tiendas, Microsoft ha abierto una cafetería, The Digital Eatery, en el centro de Berlín en la que permite conectarse a Internet, probar sus tablets o los teléfonos con Windows Phone, jugar a la X-Box o simplemente tomar algo en un ambiente realmente “última tecnología”. El café, no obstante, es solo una parte del proyecto, que incluye en el mismo edificio una sala de conferencias y una aceleradora de start-ups.

También hay quien intenta el proceso al revés. Quiero decir, que buscan la manera de trasladar las tertulias de café a los teléfonos móviles. “Me gustaba la idea del café como metáfora para una nueva tecnología en teléfonos móviles”, comenta Ken Goldberg, director del proyecto “Evaluación Colectiva y Ambiente de Intercambio” (CAFE por sus siglas en inglés) y profesor de la UC Berkeley, quien recuerda la “importancia que tuvieron estas tertulias en la consolidación de las primeras democracias”.

Una app intenta trasladar el concepto de café-tertulia al móvil

La aplicación funcionará asignando una taza de café a cada usuario que, al entrar, deberá responder a unas preguntas que otros usuarios podrán consultar y valorar. De esta manera, se establece un sistema de reputaciones en el que algunas ideas van creciendo. Además, añade el concepto de gamificación, haciendo visible la aportación al crecimiento de las ideas a través de la cantidad de café que obtenga cada usuario. Habrá que ver cuando el éxito de esta aplicación cuando salga al mercado, pero sigo pensando que nada se puede igualar a un buen debate alrededor de una mesa y una taza de café. Pero de las de verdad.

Aunque, a pesar de todo, tengo que confesar que de todas las inauguraciones sobre las que me han llegado noticias este mes, la que llama más mi atención no tiene nada que ver con la tecnología: la Gatoteca en Madrid se presenta como un espacio dedicado por completo al mundo de los gatos y que, por primera vez en España, ofrecerá una cafetería felina como espacio para interactuar con estos animales. Porque sí, también hay de aquellos que creen que los Cafés deben servir para socializarse o desconectar y no para engancharse todavía más a la tecnología.

Publicado en 50×7.com el 26 de noviembre de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s