London’s night

Esperando que se hiciera de noche, para ver iluminado el Tower Bridge, se encontró con una sorpresa al otro lado de la orilla. Un barco de guerra, de aquellos que había sobrevivido a la II World War, hacía las funciones de museo flotante. Lo observaba con detenimiento imaginando cómo sería aquel enorme armatoste surcando el norte de Europa y llegando cerca de las costas alemanas para enfrentarse al enemigo. Y de pronto, se descubrió imaginando muchos años más atrás, cuando las guerras en Trafalgar y los ingleses enfrentándose a los españoles…

– “No sé cómo te lo haces, pero siempre acabas sumergida en historias de Pérez-Reverte”. Lo peor de todo, es que él tenía razón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s