Las mujeres andinas…

 

Las mujeres andinas, todavía más quechuas que mestizas, con sus tan variopintos sombreros —algunos son altos y estrechos, otros bajitos y redondos, marrones, negros o verde oscuro, con adornos de flores o cintas alrededor de la copa—, distintos entre sí según la comunidad, todas ellas perdidas en los Andes, donde los edificios no existen, se sientan encima de las mantas que desanudaron a sus espaldas, donde llevaban a sus hijos, el almuerzo, la comida que iban a vender por la calle, o alguna de sus llamas, todavía chiquitas caminando por las calles del casco histórico de la ciudad.

Pepe del Amo González

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s