Master acelerado en puentes y caminos

Sin saber bien por qué, se acordó de su master acelerado en puentes y caminos, en las miles de veces que pasaron por aquel puente y que nunca averiguaron como podría subir si pasaba un barco. Y le surgió una de esas sonrisas melancólicas, de esas que no se pueden evitar cuando se recuerdan buenos tiempos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s