Un final perfecto para tres días excepcionales…

… al final nada es tan duro como parece. A pesar de todo siempre se puede sacar algo positivo de todo, sobretodo cuando tienes alrededor amigos y compañeros que consiguen hacer que todo sea más llevadero y comparten contigo momentos como los de los tres últimos días…

Todo empieza el jueves por la noche. Después de una larga jornada de trabajo y curso… ¡cena con las chicas!! Si, 37 chicas juntas. Fue momento de reencuentros, puestas al día y conversaciones surrealistas que acaban en carcajada (pobres turistas…). Después momento de regalos invisibles (¡y tan invisibles!: por cierto, gracias a la mía, ¡me encanta la agenda!). Sólo siento que esto pase una vez al año y no conseguir mantener más el el contacto con algunas de vosotras

Y sigue el viernes… a pesar del cansancio, comida de Navidad muy interesante y divertida en buena compañía (que hace, inconscientemente, que te sientas especial). Conversaciones más allá de lo laboral y discusiones que acaban sin conclusión. Descubriendo compañeros e historias interesantes. Y recuperando un sueño que, de momento, quedará aparcado en ese lugar de la memoria de las cosas a recuperar.

Y ayer, el broche final. Después de un día recorriendo ópticas y tiendas de decoración para acabar comprando la cafetera de Milka (es cierto, Mariana, que es increíble lo que puede conseguir una marca), noche de ¡concierto!

De nuevo, Fito y los Fitipaldis en una actuación sublime. Con La Cabra Mecánica como teloneros (hay que decir que los boicotearon un poco en el tema del sonido), el de Bilbao no necesitó ni más de dos minutos en el escenario para que todo el Palau Sant Jordi (con las entradas agotadas) se pusiera en pie. Canciones del último disco pero también antiguas joyas… sin palabras. Dos, digo, tres, digo… aix! hay tantos momentos que no sé cuál destacar. Seguramente Soldadito Marinero, que, cómo ya pasó en el anterior, acabó por cantar el público sólo haciendo que los músicos desaparecieran del escenario (en plan, seguís vosotros…) o tal vez el sólo de Fito, con su guitarra, sin necesidad de nada más para llenar el escenario o compartiendo Barra americana con el Lichis, o subiendo la temperatura con Whisky Barato… En fin, ¡¡todo!!

Y todo eso, en la mejor compañía: ¡gracias mis niñas por una noche tan especial!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s