Una historia robada para explicar la mía propia

Nadie entenderá nada (o casi nadie), ni siquiera Mariana, a quien le he robado esta historia. Pero es que ha explicado sin saberlo parte de mi propia experiencia. Solo cambiar pub inglés por irlandés y sería perfecta… Y es cierto, el mundo no se acaba con un “ahora no” y muchas veces es mucho mejor que se queden como están. Más cuando tu propia vida es una incertidumbre constante…

Little Girl

–  ¿Dónde la conociste?

–  En un pub inglés, en el centro.

–  ¿Y qué tiene de especial esta chica?

–  No tiene nada de especial. Es especial.

–  No te entiendo.

–  Si la conocieras me entenderías. No lo sé, es diferente. Joder, es especial y punto.

–  ¿Está buena?

–  Joder tío, no se trata de esto. Es… Es otra cosa, ¿entiendes? Es algo más fuerte, que me controla, que no me deja pensar en nada más.

– ¿Y ella?

–  Cuando hablamos tengo la sensación que también quiere lo mismo pero, a veces, de la nada, dice algo que me hace pensar lo contrario.

– ¿Y qué pasó ayer?

–  Le dije. Le dije todo.

–  ¿Y?

–  Me dijo que nos habíamos conocido en el momento equivocado de nuestras vidas. Que a lo mejor estábamos hechos uno para el otro pero que ahora no era el momento. Que a veces hay cosas que, por más que parezca que tienen que pasar, no pasan. Y el mundo no se acaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s