Pocas “luces” en la publicidad institucional

Hace días que me indigno viendo publicidad en la tele. Y eso que yo soy de las que pueden pasar más rato viendo anuncios y analizandolos y mirando a ver que tendencias hay y qué me gusta o qué no. Pero con la publicidad institucional no puedo. En general los anuncios de los partidos políticos o del mismo gobierno y sus empresas no son buenos, pero es que ahora llegan a desesperar. No porque no esten bien hechos o no partan de buenas ideas, sino porque hacen publicidad engañosa o molesta para cierta parte de la población.

Hay dos casos en concreto que superan todos los demás. Uno es el de las ayudas a la dependencia y el otro el de las nuevas líneas de alta velocidad Renfe. En el primer caso, esta publicidad me parece casi ofensiva porque se está anunciando unas ayudas que en realidad no llegan a los destinatarios. En los diarios, informativos y demás métodos o sistemas de información que existen podemos comprovar día tras día que esta nueva ley, a pesar de ser muy “bonita” sobre papel, no está siendo eficaz. Al menos de momento. Por eso me parece de muy mal gusto darle tanto protagonismo. ¿Será que llegan elecciones y a los de Zapatero les interesa que la gente se crea que está trabajando?

En este sentido me molesta estar de acuerdo con algún político y más cuando se trata de alguien como Duran Lleida. Pero si, totalmente de acuerdo: se trata de propaganda. Aunque Zapatero se empeñe en decir lo contrario.

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha defendido hoy en el Congreso el derecho del Gobierno a difundir, al igual que hacen las Comunidades Autónomas, campañas ‘informativas’ a los ciudadanos, que según él respetan la Ley de Publicidad Institucional aprobada en esta misma legislatura. El presidente del Gobierno ha contestado en la última sesión de control de la legislatura a una pregunta del portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, quien le ha echado en cara las campañas de ‘propaganda’ del Ejecutivo socialista, como es a su juicio el caso de la relativa a las ayudas en aplicación de la Ley de Dependencia. Sin embargo, Zapatero le ha remarcado que ‘informar’ a los beneficiarios de esta ley es una ‘responsabilidad’ y un ‘compromiso’ del Gobierno, y ha preguntado ‘a los que tanto hablan de España’ por qué les molesta que el Ejecutivo emprenda esta campaña mientras les parece bien que las autonomías hagan las suyas desde hace meses.

En el segundo caso, el de Renfe, me parece de bastante mal gusto anunciar las nuevas y “maravillosas” líneas de alta velocidad de Valladolid y otros lugares de España en Cataluña después de todo lo que hemos pasado en estas tierras con las líneas de ferrocarriles. Un poquito de sentido del ridículo y de solidaridad no le vendría mal a este gobierno. Otra vez… ¿será que vienen elecciones?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s