Ese camino valdrá la pena si puedo seguir compartiéndolo

Último día del año. Creo que cada vez apuro más para este post. Pero no, hoy no tengo ganas de hacer balance. Ha sido un año extraño y complicado, no solo para mí sino para muchos que me rodean. Y, mirándolo desde la otra perspectiva, también ha sido un año de cambios, de oportunidades, de vueltas a las cámaras y al periodismo, de encuentros con nuevos amigos y colegas, de reencuentros y de compartir lo bueno y lo malo con los que siempre están ahí, de vivencias, y de viajes, pocos este año pero bien aprovechados.

Creo que hoy tengo más ganas de convertir este post de fin de año en un mensaje de GRACIAS. Gracias a todos los que estáis ahí incondicionalmente, a los que consciente o inconscientemente, a mi lado o a miles de quilómetros de distancia, habéis hecho este proceso más llevadero y no habéis dejado que cayera en ningún momento. Y si de algo me arrepiento de verdad, es de no haber estado al 100% para apoyar a quien lo necesitaba y como lo necesitaba.

Pero como decimos en esas charlas nuestras de arreglar el mundo, esto no acaba aquí y no pensamos dejar de caminar. Y ese camino valdrá la pena si puedo seguir compartiéndolo con vosotros.

¡Feliz 2015!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s