Tinieblas, buceo, barca…

Dije que estas tres palabras serían un buen punto de partida para una buena historia. Pero no era mi historia. Esta tenía más que ver con puntos de anclaje a personas, lugares y circunstancias imaginarios. Con líneas trazadas al azar que dibujaban caminos a veces sorprendentes, a veces demasiado complicados. Con una brújula que ya no sabía qué norte indicar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s