Y aún no había salido el sol…

… y ya emprendíamos el Camino. Un camino que no sabías bien que iba a depararte pero que al final resulta ser una de las mejores experiencias que has vivido nunca… Y ahora lo añoras: las dificultades, la superación, la gente que te acompaña y la que encuentras, la harmonía, la tranquilidad, el buen rollo. Quisiera poder guardar todas esas cosas en frasquitos, como caros perfumes que dosificas como si fueran un tesoro…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s