Recuerdos encadenados…

Estaban sentados en una plácida terraza, en un bar de un parque del centro de la ciudad, junto al mini-lago y viendo correr a los niños por el césped…

– ¿Sabeis a qué me recuerda ésto?

– ¿A qué?

– A la granja de Amsterdam, aquella donde desayunamos en plan comunidad hippie

– ¡Es verdad! Sólo le faltan los bollos 😛

– Debería haber aquí también un “Molino”

– ¿Un molino? En la granja no había ninguno…

– ¡¡No!! El molino-cerveceria

– (ríe) ¡Eres una borracha!

– Sí, sí, pero os ha cambiado la cara a los dos pensando en aquellas jarras de cerveza… bien fría…

– ¡Aix! ¿Volvemos a Amsterdam?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s